miércoles, 21 de enero de 2009

Y la mañana llego








Esta mañana de repente sentí el calor del sol en mi cara, su calidez hizo que mi despertar fuese más fácil que de costumbre, había soñado, y en mis sueños había lineas, y flotaban como el té en el agua, formando figuras que poco a poco comenzaba a distinguir, de repente y sin quererlo una sonrisa se dibujo en mi almohada.
Ilustraciones por Gabriel Moreno.

1 comentarios:

Fhil Navarro García dijo...

Cuidado Daniel, te has levantado muy inspirado y corres el riesgo de una depresión post-buena-sensación...
Por otro lado, la ilustraciones muy "ways" pero ya sabes que no es mi estilo.

Ah, y muy curioso el gif de tu cabecera, jajaja, ya apaga el arbolito que ya pasó la navidad...